El cáncer y su relevancia en el sector asegurador.

Como bien es sabido, el mes de octubre se pinta de rosa con la intención de seguir haciendo visible y que sigamos haciendo conciencia para motivar a la prevención, de una de las enfermedades más comunes en las mujeres: el cáncer de mama.

Y no es casualidad que esta enfermedad haya tomado tanta relevancia en el mundo entero ya que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), es uno de los 5 tipos de cáncer que mas vidas cobra año con año; además de ser el tipo de cáncer más común entre la población femenina, dándose tanto en países desarrollados como en vías de desarrollo, donde lamentablemente en estos últimos, es en donde se presenta la tasa de moralidad más alta; pues según los mismos informes de la OMS, el 69% de las defunciones provocadas por esta enfermedad, se dan en países en vías de desarrollo.

Respecto a lo que se refiere a materia de seguros, la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) reporta que el 37% de las enfermedades cubiertas por las compañías de seguros corresponden al tratamiento de cáncer y tumores.

Según el mismo informe de la AMIS, 39% de las personas aseguradas en edad de 31 a 50 años presentan una reclamación relacionada con cáncer, 44.5% para las edades de 51 a 64 años y 29% de los asegurados mayores de 65 años; lo cual nos indica que la incidencia del cáncer es muy alta independientemente del grupo de edad de los asegurados.

Es importante resaltar que, en el 2018, la AMIS en su reporte ejecutivo mencionaba que se habían pagado por siniestros de neoplasias poco más de 8 mil millones de pesos, lo cual nuevamente confirma que los seguros si sirven, si funcionan y han ayudado a muchísima gente a no sufrir un desequilibrio económico por tratarse de este tipo de padecimientos.

Pero ¿Qué tan fuera de nuestro presupuesto esta tener una protección contra el cáncer?; en realidad, esa es la ventaja que ofrecen los seguros, de ser sumamente flexibles y de poder ofrecer una protección especial para cada presupuesto y para cada necesidad y por ello es importante que conozcamos que no se necesita pagar una prima muy alta para tener una buena protección.

Como un ejemplo de lo anterior, son los llamados seguros indemnizatorios, y de los cuales quiero resaltar dos de ellos; el primero Previcancer de Mapfre que por una prima muy baja promete indemnizar a la asegurada por un diagnostico de cáncer, y en este caso no solo de mamá, sino de otros tipos más. El precio al 2020 es menos de 7 pesos por día. El segundo de estos productos es ProteCáncer de AXA; este seguro que básicamente brinda una protección por fallecimiento, también promete a las aseguradas recibir el 50% de la suma asegurada contratada en caso de diagnostico de cáncer no metastásico y el 100% si el cáncer hace metástasis; además si desafortunadamente la asegurada fallece, sus beneficiarios recibirán el 100% del monto previsto como suma asegurada por muerte.

Otra de las opciones es contratar un seguro de gastos médicos mayores, los cuales actualmente tienen tantas variables como deducible, coaseguros y niveles hospitalarios, entre muchas más; que permiten a la asegurada tener una protección completamente personalizada para no solo recibir un monto en caso de diagnostico de cáncer, sino de dar la atención completa para el tratamiento de la enfermedad. Mi única recomendación es revisar perfectamente, en qué condiciones se cubrirá dicho padecimiento, pues en algunas aseguradoras establecen periodos de espera. Es decir, periodos en los cuales la asegurada no puede ser diagnosticada con cáncer.

Adicional, en el mercado existen productos que incluyen en su cobertura básica, la atención de medicina preventiva y gastos médicos menores; buscando esencialmente, que las aseguradas aprovechen la atención de primer y segundo contacto, campañas preventiva y check-ups; con el objeto de ser mucho más oportunos en la detención no solo de cáncer, sino de otras afecciones.

He querido sumarme con este pequeño texto, a las campañas de concientización del cáncer de mama, pero hacerlo con un enfoque diferente; mostrando que existen diversos productos en seguros, cada uno con una función específica y que les pueden ayudan a combatir tan terrible padecimiento. Invito también a todos los que conformamos el sector asegurador, (agentes, promotores, aseguradoras, etc.) a seguir difundiendo información tan valiosa, pues con ello haremos que muchas más mujeres se encuentren mejor protegidas.

 

Act. Victor Reyes
Director Líneas Personales AARCO

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *