Fumar nunca es seguro

Jackie Chan es una de las estrellas de cine más famosa de los últimos tiempos, no obstante, su popularidad han sido costosa; tanto para él como para equipo de acróbatas y le ha merecido el rechazo de absolutamente cualquier aseguradora en el mundo. ¿La razón? Jackie y su equipo de acróbatas son sujetos de altísimo riesgo, no importa cuán alta sea su póliza de seguro, ésta será rebasada por las constantes y numerosas lesiones presentes en todas sus producciones.

Pero ¡Un momento! ¿No se supone que esta entrada de blog se trata del cigarro y los seguros? ¿qué tiene que ver Jackie Chan con todo esto? Respuesta: Riesgo.

El trabajo de Jackie le exige poner su integridad en peligro y aunque ninguna aseguradora le ha brindado cobertura, su trabajo es tan bueno que ha permitido absorber todos los gastos médicos que haya requerido sin sacrificar su bienestar.

El cigarro es poner en riesgo la integridad sin obtener ni un gramo de la fama, fortuna o bienestar de Jackie Chan. Y también lo notan las aseguradoras.

Las razones para dejar de fumar son numerosas y abarcan desde el plano de la salud individual, hasta la de quienes te rodean, pasando por alto detalles incómodos como los malos olores y el daño a la piel o los dientes.

A las numerosas razones ligadas a la salud y al bienestar individual, se suma la presión social. Es muy raro encontrar a un no-fumador que tolere la fumarola de alguien más en la cara. El rechazo hacia el humo es casi natural y decimos casi porque es claro que hay muchas personas que no lo ven como un inconveniente e incluso lo han adaptado como parte de su estilo de vida.

En el mundo de las Aseguradoras, el cigarro es un problema bastante grande, tanto para las empresas que ofrecen este servicio, pero más importante, para los asegurados. El cigarro representa un riesgo grande y a muchos niveles que rara vez se toma en cuenta por quien disfruta de la nicotina.

Pero para las aseguradoras, la amenaza es muy clara. La variable cigarro pone en riesgo TODO, desde la salud, hasta el patrimonio. ¿Suena exagerado? Veamos el tema a detalle.

El tabaquismo causa 3 millones de muertes al año.

Para poner las cosas en perspectiva, las serpientes son la causa de aproximadamente 100,000 muertes al año, superadas únicamente por las enfermedades transmitidas por los mosquitos que registran un promedio de 750,000 muertes anuales.

Ni sumando a los dos animales más peligrosos para el ser humano juntamos una cifra que se aproxime a los decesos provocados por el tabaquismo.

Es obvio que el tabaco degrada la salud, lo que no es tan claro que cuánto. Si bien es de conocimiento popular su relación con padecimientos respiratorios y el desarrollo de diversos tipos de cáncer, el consumo del cigarro está ligado a, por lo menos, 50 enfermedades diferentes.

Es interesante dentro de su tragedia, pero fumar te pone más en riesgo que los depredadores y las plagas más peligrosas del planeta pero, a diferencia de las serpientes o los mosquitos que se mantienen en zonas geográficas muy específicas, el cigarro es un producto de consumo.

El mundo de los seguros es un mundo de análisis de peligros. Si tu casa está cimentada sobre piedras en el centro de una placa continental que lleva 4 millones de años sin moverse, la prima será baja, pero si la estructura está construida sobre arena en una zona de tifones, el costo de su póliza de seguros estará por las nubes.

Lo mismo pasa con el cigarro, es aumentar las posibilidades de situaciones adversas y deben ser contempladas por las aseguras que pueden cuadruplicar los costos de las pólizas de fumadores.

Te invitamos a un momento de meditación. ¿Vale la pena que, además de la salud, el cigarro también queme los ingresos?

 

Fuentes:
(fuente: https://kotaku.com/jackie-chans-major-injuries-a-catalogue-of-pain-461465578)
(fuente: https://www.insurancejournal.com/news/international/2006/10/16/73323.htm)
(Fuente: https://www.elespanol.com/ciencia/medio-ambiente/20190426/animales-matan-cerca-crees/393461122_0.html)
(Fuente: https://www.dgcs.unam.mx/boletin/bdboletin/2018_346.html)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *