Mantén el espíritu prendido sin incendiar tu hogar

Las tradiciones tienen un encanto único que nos llenan de emoción, la simple idea de comenzar a decorar, hacer preparativos o juntarse a celebrar es suficiente para calentar hasta a los corazones más amargos.

Y la razón por la que estas celebraciones son de especial importancia es por toda la luz que suele acompañarlas, a nivel figurado, como literal. Las luces navideñas, independientemente de dónde sean instaladas, son un riesgo para todo el hogar.

Pero antes de seguir, evitemos el sensacionalismo que suele ser percibido en este tipo de “observaciones”. Es correcto celebrar estas fechas como mejor lo consideres y no existe un manual con reglas precisas de “cómo celebrar”, al final del día son tradiciones y aunque tienen estructuras claras, éstas son interpretadas por ti, por mí y por todos los que deseamos hacer algo especial en diciembre.

El punto de este artículo es invitarte a “voltear a ver” algo que tal vez podría poner en riesgo tu patrimonio y el bienestar de tus seres queridos.

Las series de luces navideñas son un riesgo, así de fácil. Y uno podría pensar “¿Ese riesgo no aplicaría para absolutamente cualquier instalación eléctrica?” La respuesta es no. El calibre de los cables, así como el aislamiento de la instalación que brinda energía a la casa es por mucho superior a la de una serie de luces.

También hay que considerar dónde están los cables. Una instalación eléctrica está rodeada del concreto y materiales aislantes, mientras que una serie navideña está sobre madera que se está secando o algún polímero inflamable.

En efecto, las luces navideñas pueden ser peligrosas, de hecho son contempladas por la secretaría de salud, revelando que su presencia incrementa en un 35% el riesgo por quemadura para niños. Suena alarmante, pero hay que considerar que parte de este aumento también se da por el uso de fuegos artificiales que acompañan las celebraciones.

La Asociación Mexicana de Rociadores Automáticos Contra Incendios reveló que más de la mitad de los incendios (55.6% para ser exactos) se dan en casa habitación; analizando la estadística, podemos observar que más de la mitad es mucho si consideramos que en casa los combustibles y el fuego se mantienen en las cocinas.

Regresando al tema de las celebraciones decembrinas, el mejor tip que se puede ofrecer es “mantenimiento”. Cabe destacar que esto no ofrece ningún tipo de garantía, pero sí pone la estadística a nuestro favor, mentalidad que debemos mantener cuando se analizan los posibles riesgos de esta temporada.

Por ejemplo, cuando se habla de seguridad en el caso de los pinos navideños, es recomendable elegir un árbol fresco por el simple hecho de que es más difícil que éste se queme en caso de algún tipo de corto circuito en las luces.

Del mismo modo, las luces navideñas deben ser verificadas antes de colocarlas como adorno y hacerlo es tan fácil como encenderlas en su caja para asegurarnos de que no haya desperfectos.

Las extensiones eléctricas también son muy importantes y es de nuestro máximo interés que éstas sean exclusivas para las luces, esto es con la intención de eliminar el estrés que se le pudiera sumar a una extensión donde están conectados todos los aparatos del cuarto donde colocamos nuestro árbol.

En México hay un sistema de voltaje muy variable, lo óptimo para este problema es un regulador, pero es un gasto fuerte, sin embargo, un buen multiconector con fusible debe de ser más que suficiente para evitar una catástrofe provocada por una variación agresiva en la corriente eléctrica.

Por último, las luces navideñas son sin lugar a dudas uno de los riesgos más grande en esta temporada, por lo que te invitamos a evitar comprar una serie de dudosa procedencia y buscar opciones que, aunque sean más caras, ofrezcan algún tipo de garantía.

Esperamos que esta información sea útil y te ayude a tomar medidas para asegurarte de pasar unas felices fiestas.

Escrito por: David Marroquín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *